Concierto Punctus Contra Punctum en Bogotá

Concierto Punctus Contra Punctum Contrapunto

El Coro Philokalia Cantorum se complace en anunciar su concierto Punctus Contra Punctum para el viernes 6 de octubre en Bogotá.  El concierto se propone realizar un recorrido por la historia del contrapunto (punctus contra punctum) en la música sacra, partiendo de la monodia propia del Canto Gregoriano, e introduciendo las técnicas de Bordón y Fauxbourdon, hasta llegar al apogeo de la polifonía modal en los siglos XVI y XVII.

El contrapunto parte de una melodía dada (Cantus firmus) que a menudo proviene del Canto Gregoriano, para constituir melodías independientes intervalo por intervalo, de ahí el nombre punctus contra punctum (nota contra nota), y así componer bellísimos motetes a varias voces. El motete polifónico a capella representa ciertamente un canon en la música sacra, y así fue señalado por el Papa San Pío X en su motu proprio Tra le Sollecitudini. El concierto incluirá obras de reconocidos compositores como Orlando de Lassus, Felice Anerio, Tomás Luis de Victoria, Johann Joseph Fux y algunas piezas de factura contemporánea que imitan el estilo de contrapunto renacentista.

El concierto se llevará a cabo en la Parroquia San Juan de Ávila (Calle 136 No. 18-14). El costo de la boleta es de $10.000, y podrán ser adquiridas escribiendo al correo contacto@philokalia.co o en mensaje a nuestra página de Facebook, o a través del siguiente formulario:

O Sacrum Convivium – Hilarión Eslava

O Sacrum Convivium, es una antífona compuesta por Santo Tomás de Aquino para el Magnificat de la fiesta de Corpus Christi. La antífona ha sido ampliamente utilizada or muchos compositores sacros a través de los siglos, que la han empleado para la composición de cantos eucarísticos para las misas votivas al Santísimo Sactamento.

Esta pieza del compositor español Miguel Hilarión Eslava (1807-1878), pertenece al movimiento llamado Cecilianismo que se opuso al dramatismo teatral de la música sacra de los compositores del Romanticismo, tratando de imitar el canto gregoriano y la polifonía sacra del Renacimiento. Esta postura fue confirmada por el Papa San Pío X que en su Motu Proprio Tra le Sollecitudini puso el Canto Gregoriano como modelo para toda la música sacra.  En este mismo orden, Eslava destaca por su trabajo musicológico para rescatar la polifonía sacra del renacimiento español en su obra Lira Sacro-hispana, publicada en 1869.

El O Sacrum Convivium, por su carácter de Canto Eucarístico puede ser empleado para Ofertorio o Comunión, así como en la adoración al Santísimo Sacramento.

O sacrum convivium!
in quo Christus sumitur:
recolitur memoria passionis eius:
mens impletur gratia:
et futurae gloriae
nobis pignus datur. Amen.
Oh sagrado convite,
en el que se recibe a Cristo,
se recuerda su pasión,
el alma se llena de gracia
y se nos da una prenda
de la gloria futura. Amén.

Ave Verum Corpus – William Byrd

Ave Verum Corpus es un breve himno eucarístico del siglo XIV, cuyo texto se atribuye al Papa Inocencio VI. El himno desarrolla el dogma de la Eucaristía como renovación del sacrificio propiciatorio de Cristo en la cruz. Este motete fue compuesto por William Byrd en un periodo en que los católicos británicos eran duramente perseguidos por parte de la corona inglesa, que consideraba sedición la participación en la liturgia católica. Por tal motivo, las composiciones de Byrd en su Gradualia (1605) recurren a formatos pequeños (3 a 5 voces) para ser interpretados en las misas clandestinas que se celebraban en los hogares de los terratenientes católicos.

Este himno, por su naturaleza eucarística puede ser escuchado frecuentemente en la Santa Mísa como parte del ofertorio o la comunión.

Ave verum Corpus
natum de Maria Virgine:
Vere passum, immolatum
in cruce pro homine:
Cuius latus perforatum
unda fluxit et sanguine:
Esto nobis praegustatum
In mortis examine.
O dulcis, O pie
O Jesu Fili Mariae
Miserere mei. Amen.
Salve verdadero cuerpo
nacido de María Virgen
de verdad muerto, inmolado
en la Cruz por el hombre
De su costado, perforado
fluyó agua y sangre
Sea para nosotros anticipo
en el trance de la muerte
Oh dulce, Oh pío
Oh Jesús, de María hijo
ten piedad de mí. Amén.

O Jesu Christe (Ofertorio) – Jacquet de Mantua

El coro Philokalia Cantorum intepreta O Jesu Christe del compositor renacentista Jacquet de Mantua (a menudo atribuida erróneamente a Jacquet de Berchem). Su autor, Jacquet de Mantua fue un compositor Bretón que se hizo maestro de capilla del Duque/Obispo de Mantua, y que junto a compositores como Palestrina constituyen la generación que aplicó en la Música Sacra las directrices del Concilio de Trento, las cuales reclamaban una simplificación de la polifonía, para hacer más comprensible el texto, y más cercano al Canto Gregoriano. Esto se aprecia en esta obra que utiliza la polifonía de forma moderada y reiterando continuamente los mismos motivos musicales. El texto de este canto fue muy usado en el renacimiento como ofertorio para la misa solemne en el tiempo de Cuaresma. En algunas versiones, el canto era acompañado con la salmodia del Salmo 141: Voce mea ad Dominum clamavi: voce mea ad Dominum deprecatus sum./Me expectant justi: donec retribuas mihi. (Con mi voz clamé al Señor: con mi voz suplico al Señor/ Me esperan los justos: por tu favor para conmigo.), para luego volver desde Clamavi ad te.

Este canto resulta muy propicio para ser empleado durante la Santa Misa en la Cuaresma, sea en el ofertorio, comunión o introito, así como en las misas de difuntos (exequias), por su carácter suplicante y dolido.

O Jesu Christe, miserere mei,
cum dolore langueo:
Domine, tu es spes mea.
Clamavi ad te, miserere mei.
Oh Jesucristo, ten piedad de mí
con dolor estoy enfermo
Señor, Tú eres mi esperanza.
A Ti clamé: Ten piedad de mí

Kyrie (Misa Cantantibus Organis)

Santa Misa tradicional Música litúrgica

El Coro Philokalia Cantorum interpreta el Kyrie de la misa Cantantibus Organis, del compositor gallego Ángel Viro (1937- )

En música litúrgica se acostumbra denominar “Misa” a los cantos del ordinario (Kyrie, Gloria, Credo, Sanctus y Agnus Dei), ya que son textos que no varían a lo largo del año, distinguiéndolos del propio (Introito, Gradual, Aleluya, Ofertorio y Comunión) en que los textos cambian para cada misa del año. Esta misa, compuesta específicamente para el coro del que recibe el nombre, se caracteriza por el uso de secuencias armónicas y melódicas que conducen las voces imitando el estilo de la polifonía barroca.

La invocación Kyrie Eleison es utilizada d esde muy temprano en los ritos orientales de la Iglesia Católica, como respuesta para las letanías. En el Rito Latino le fue añadida la invocación Christe Eleison, adquiriendo la forma actual en la Reforma Litúrgica de San Pío V. Se reza de forma intercalada entre el Celebrante y el diácono o los acólitos, inmediatamente después del Confiteor y la absolución.

Texto en Griego:

Kyrie eleison, Kyrie eleison, Kyrie eleison.
Christe eleison, Christe eleison, Christe eleison.
Kyrie eleison, Kyrie eleison, Kyrie eleison.

Texto en Español:

Señor ten piedad, Señor ten piedad, Señor ten piedad.
Cristo ten piedad, Cristo ten piedad, Cristo ten piedad.
Señor ten piedad, Señor ten piedad, Señor ten piedad.